QUE ES LA TERAPIA NEURAL?


  arteterapia

Hace aproximadamente 33 años tuve la oportunidad de observar a un médico que atendía a sus pacientes con un sistema  desconocido para mí, me explicó que apareció en Alemania hace 80 años y que allí se le conocía con el nombre de Terapia Neural o Acupuntura alemana. Me llamó la atención el gran número de pacientes que tenía en su consulta, la aparente sencillez y efectividad del  tratamiento y sobre todo el comentario generalizado de ellos de lo mucho que les había ayudado para conseguir la salud.


Me prestó unos libros y comencé a estudiar por mi propia cuenta, poco a poco y con mucha sorpresa de mi parte pude constatar que en realidad los pacientes mejoraban de sus enfermedades.

Pero la pregunta que yo me hacía era…. se presentan curaciones… pero como se producen?. Estas interrogantes me llevaron a la conclusión de que debía viajar para especializarme en esta rama de la medicina.

Viajé a Colombia, a la ciudad de Popayán a estudiar y practicar en el Centro Medico Los Robles, dirigido por el Dr. Germán Duque Mejía y como director de postgrados el Dr. Julio César Payán de La Roche. Ambos fueron mis maestros de enseñanza y gracias a ellos pude entender la concepción de la enfermedad y la salud.

 

El cuerpo humano es un sofisticado sistema eléctrico, con una carga celular de - 40 a – 90 mV., que se encuentra en cada una de las células y es el encargado del manejo del sistema nervioso, a la cabeza del cual se encuentra el  cerebro y la médula, ambos controlan con suma eficiencia lo que se produce tanto en el interior como en el exterior del cuerpo, para lo cual se vale de un banco de memoria en donde se almacena todo lo que ha sucedido en nuestra vida, no importa que sea físico o emocional. La causa de la enfermedad es un desequilibrio en el funcionamiento normal de cualquiera de estos dos componentes, es un equivalente a un circuito eléctrico en donde ha saltado un fusible y eso lleva a que en nuestro cuerpo se produzca una patología. Lo que realiza entonces la Terapia Neural es colocar un nuevo fusible por así decirlo, se regula la actividad eléctrica y se restablece la salud y en muchos de los casos esta regulación corre en la vía del segundo, lo que trato de decir es que recobramos la salud al instante mismo de un tratamiento bien realizado a pesar de que esto suene increíble.

 

Puedo explicar esto con una comprobación sencilla, todos sabemos de la existencia de los equipos de electrocardiografía, que aprovechan la carga eléctrica que tenemos en nuestras células para determinar el funcionamiento normal o no de nuestro corazón, con esta misma base contamos con el electroencefalógrafo y el electromiógrafo, actualmente existen sofisticados equipos que en base a lo dicho se encuentra en la capacidad de realizar un electro de cualquier parte del cuerpo sin importar que sea riñón, intestino, piel, etc.

 

Había mencionado anteriormente de que existe un banco de datos almacenado en nuestro sistema nervioso y que corresponde a los procesos de enfermedad que hayamos tenido en nuestra vida y en el que también se encuentran grabados los procesos emocionales que nos hayan producido alteraciones, si cualquiera de los dos se mantiene y sus recuerdos continúan alterándonos nos encontramos con una pobre capacidad de defensa y aparece entonces la enfermedad. Tratando de explicar de una manera sencilla esto, pongo como ejemplo lo siguiente, si de pronto cursamos por un proceso bronquial y si este ha sido lo suficientemente intenso como para producir  el circuito eléctrico que he mencionado, este acontecimiento queda grabado en la memoria del sistema nervioso si no es tratado con Terapia Neural para eliminar el circuito que se ha producido, se establece un debilitamiento en el sistema de defensa que lleva a que ante cualquier estímulo que tengamos de allí en adelante, nos encontremos cada ves más enfermos y con poca capacidad de recuperar la salud.

 

Cada uno de nosotros reacciona de una manera muy particular ante cada proceso que nos acontece, por ejemplo la muerte de un ser querido a todos nos provoca un estado de conmoción que puede reflejarse de diferentes maneras internas y externas, así habrá personas que llorarán por muchos años, otros que perderán su apetito por mucho tiempo, otros que nunca más volverán a reir, otros que al no poder soportar tanta pesadumbre se quitarán la vida, es decir cada uno reaccionará de acuerdo a cada uno, en ese camino y a consecuencia de la angustia generada se pueden producir diversas enfermedades físicas, alguno tendrá gastritis, otro espasmos musculares, a otro le dará insomnio, habrá otros con dolores de cabeza y con mucha probabilidad unos cuantos desarrollarán un cáncer. Cada uno de acuerdo a sus capacidades a producido sus propias enfermedades, muy difícil de que otro las pueda repetir de la misma manera y es que así como cada uno tiene su propia huella digital irrepetible en el resto de seres humanos, así creamos nuestras propias enfermedades. De manera que para curarnos debemos tener la capacidad de que nuestro sistema de defensa elabore y personalice nuestros propios medicamentos.  Es muy probable que una aspirina nos quite el dolor de cabeza, pero con lo indicado ahora ya comprendemos de que para que desaparezca la causa de mi dolor de cabeza, se debe buscar la causa misma que este produciendo esta molestia y si me deben dar una pastilla (entiéndase cualquier medicamento), deberá fabricarse una aspirina exclusivamente para mi. Allí es donde la Terapia Neural tiene éxito, ella genera la capacidad de recuperación que tiene cada persona para eliminar o mejorar su enfermedad, es decir nos permite producir y generar con la ayuda de nuestros propios mecanismos de defensa nuestros propios y particulares medicamentos que son los más adecuados para nuestra enfermedad.

 

La Terapia Neural ve a cada ser humano totalmente distinto de otro, esta visión me llevó a darme cuenta de que no sólo es una sorprendente técnica médica, sino que engloba una filosofía de vida, concibe a cada uno de nosotros como una parte de todo el componente universal. Somos una pequeña célula de un gran organismo, lo que le suceda a ella lo conocerá y sentirá el todo, afectará a la totalidad de nuestro cuerpo e influirá en la totalidad del universo.